star-treak Seguimos con las aplastantes evidencias cientificas que, según ciertas webs literalistas, aparecen en la Biblia y que era imposible conocer en los tiempos en los que se escribieron los diferentes relatos que conforman el libro sagrado.

6. Job 38:16 Océanos Contienen Fuentes. Casi todo el suelo marino se encuentra en total oscuridad debido a la enorme profundidad y presión atmosférica. Para Job hubiera sido imposible explorar las fuentes de los océanos. Recientemente, se sabía que los océanos eran alimentados solo por ríos y lluvia. No fue sino hasta en 1970 con la ayuda de submarinos construidos para resistir 6,000 libras de presión por pulgada cuadrada, los oceanógrafos descubrieron la existencia de fuentes en los suelos marinos.

Todo el mundo sabe que a 4.000 metros de profundidad la presión del volumen de agua es despreciable, pero la presión atmosférica es la pera; de hecho, no te deja ni ver…

Pues va a ser que no.

7marav02

Haciendo un buen ejercicio de salida de contexto, el autor pretende identificar “las fuentes del mar” bíblicas con las fuentes hidrotermales del fondo del océano, pero no se trata más que de una coincidencia de cosmologías muy diferentes. En Job 38:16 puede leerse “¿Has entrado tú hasta las fuentes del mar, y has andado escudriñando el abismo?” (Reina Valera Gómez, 2010). La cita hace clara alusión a la cosmología de los autores del Antiguo Testamento, y que citábamos en el artículo anterior:  “La Tierra plana, con forma de disco, está rodeada por un mar; por debajo de la Tierra hay pozos y fuentes conectados con la parte superior de la Tierra, así como con el gran abismo, llamado Tehom. La Tierra descansa sobre columnas y por encima de ella está el cielo o firmamento. Las aguas se encuentran no solo en la Tierra o por debajo de ella, sino también por encima del firmamento(Kragh, 2008) .

Esta concepción queda aún más patente si si leemos el resto de Job 38, donde Jehová pregunta a Job sobre los misterios de la Tierra que el creó, interrogándole sobre lo más recóndito. Así, en Job 38:6 pregunta “¿Sobre qué están fundadas sus bases [de la Tierra]?”;  en Job 38:8-11 “¿Quién encerró con puertas el mar, cuando se derramaba como saliendo del vientre; cuando puse yo nubes por vestidura suya, y por su faja oscuridad; y establecí sobre él mi decreto, y le puse puertas y cerrojo, y dije: Hasta aquí llegarás, y no pasarás adelante, y aquí parará la soberbia de tus olas?” o en Job 38:18, “¿Has considerado tú la anchura de la tierra?“.

7. Jonás 2:5-6 Montes en el Fondo del Océano. Solo en el siglo anterior esto fue comprobado gracias a la invención del sonar. Hoy se tienen mapas precisos del suelo marino en los que se muestran montes y volcanes.

Aparte de mucha imaginación, bastante morro para adaptar el texto a lo que conviene. Jonás 2:5-6 dice exactamente “Las aguas me rodearon hasta el alma, me rodeó el abismo; Las algas se enredaron a mi cabeza. Descendí a los cimientos de los montes; La tierra echó sus cerraduras sobre mí para siempre: Mas tú sacaste mi vida de la corrupción, oh Jehová Dios mío” (Reina Valera Gómez, 2010)

jonas

Dorsal atlántica (Flecha roja: Jonás de crucero)

Este texto no habla de cordilleras submarinas o volcanes, sino de “los cimientos de los montes”, tras descender en el agua hasta el abismo por debajo de la tierra. De nuevo, la cosmología bíblica de una tierra sobre las aguas y el abismo, donde los “cimientos de los montes” estarían lógicamente por debajo de éstos.

El término “cimientos de los montes” es utilizado a lo largo de la Biblia para referirse a lo más profundo y sólido de la Tierra y en relación con las aguas y el abismo. En Salmos 18:7  dice “La tierra se estremeció y tembló; se conmovieron los cimientos de los montes, y se estremecieron, porque se indignó Él” (Reina Valera Gómez, 2010),  Salmos 46:2 “Por tanto no temeremos aunque la tierra sea removida; Aunque se traspasen los montes al corazón del mar” (Reina Valera Gómez, 2010); Miqueas 6:2 “Oíd, montes, y fuertes fundamentos [cimientos] de la tierra, el pleito de Jehová; porque Jehová tiene controversia con su pueblo, y altercará con Israel.” (Reina Valera Gómez, 2010),  Jdt 16:15-16,  “Los montes se agitarán por las aguas en sus cimientos“, 2 Samuel  22:16, “Apareció el fondo de los mares, los cimientos de la tierra quedaron al desnudo al fragor,“; Deuteronimo 32:22, “Se ha encendido el fuego de mi ira y quemará hasta lo profundo del abismo; devorará la tierra y sus productos y abrasará los cimientos de los montes.

Vamos, que no me imagino a Jonás hablando de la Fosa de las Marianas precisamente…

8. Hechos 14:17 La causa del Gozo y la Alegría. La evolución no puede explicar las emociones. La materia y la energía son inanimadas. Solo la Biblia explica que fue Dios el que puso la alegría en nuestros corazones (Salmo 4:7), y el gozo inefable se encuentra solo en la presencia del Creador. “…en tu presencia hay plenitud de gozo” (Salmo 16:11).

Me se agrieta el alma, como decía aquel. ¿del texto “en tu presencia hay plenitud de gozo” se desprende que solo Dios puede dotar al hombre de emociones y que la evolución no puede explicarlas? Tooooooma pedazo de deducción. ¿Y cuando mi perra tiene miedo o demuestra cariño, es que ha pasado un ángel de cuatro patas con un poder notarial?

Si entiendo bien, se presenta como verdad científica que la materia y energía no pueden producir emociones, por lo que solo en presencia de Dios puede haber gozo y alegría. ¿Y eso donde lo publicaron, en Science o en PNAS?

Vamos por partes. En primer lugar, las emociones se explican biológica y evolutivamente por su enorme valor adaptativo no solo para el individuo, sino para la comunidad cuando éstas son transmitidas. Una buena revisión puede encontrarse en Palmero (1997). En segundo lugar, decir que como la materia y la energía son inanimadas (concepto arcaico donde los haya, por otro lado) no pueden originar emociones, es una barbaridad del calibre de que un huracán no puede montar un Boeing 747 atravesando un almacén de recambios.

80011524

Aunque a esta buena gente les duela sobremanera, las emociones son pura química. Los cambios fisiológicos que constituyen las reacciones ante determinados estímulos nos preparan para reaccionar ante ellos, a la vez que la corteza cerebral interpreta estas reacciones fisiológicas y las asocia a una emoción como el miedo o el placer (de una forma muy compleja que abarca también factores ambientales).  Estos mecanismos fisiológicos explican también otro de los errores comunes de atribuir la mayor parte de emociones al corazón, debido a los cambios de ritmo cardiaco y presión sanguínea producidos como reacción al estímulo que nos hacen “sentir algo en el corazón”. La Biblia, lejos de aproximarse a la realidad, abunda en este error poniendo “alegría en nuestros corazones”.

De esta forma, no es que la evolución no pueda explicar las emociones, sino todo lo contrario: la única forma de comprender la existencia de las emociones es bajo un enfoque biológico evolutivo. ¿Como podríamos explicar el miedo o la ansiedad bajo el prisma del regalo divino? ¿Es tan cruel el dios misericordioso del cristianismo que nos hace cagarnos de miedo con The Ring o El Orfanato?.

Cuando andamos por una calle oscura y desierta y apreciamos una sombra o un movimiento detrás de nosotros, el corazón y la respiración se acelera, se nos eriza el vello corporal y nos crubre un sudor frío. ¿Que sentido, dentro del gozo del señor tienen tales reacciones? Sin embargo, pensemos fisiológica y adaptativamente: estos cambios nos preparan para enfrentarnos a una posible amenaza, como un depredador o un rival: el aumento de la frecuencia cardiaca y respiratoria permiten llevar más oxígeno a los músculos, preparando para una respuesta física como un ataque o una huida; el sudor nos prepara para eliminar el exceso de calor que producirá tal actividad y el erizado del vello, que no tiene valor adaptativo en humanos, es utilizado por nuestros parientes de pelaje tupido para aparentar un mayor volumen corporal y atemorizar al contrincante (la única explicación de que a nosotros se nos siga erizando el vello corporal es que hayamos heredado el mecanismo fisiológico de nuestros ancestros peludos).

Si quieren empezar por lo básico, hasta la Wikipedia es más fiable.

9. Levíticos 17:11, 14 La Vida se encuentra en la Sangre. Se necesita de sangre saludable para llevar nutrientes a cada célula del cuerpo. Años atrás se desconocía esta función que la sangre desempeña y debido a ello muchas personas se desangraron hasta morir en las que se incluye George Washington.

Nos ha jodío mayo, y si en vez de la sangre te sacan el hígado, los pulmones o el cerebro, ya ni te cuento… (bueno, algunos si parecen ser capaces de sobrevivir sin este último órgano).

f1

Literalistas demostrando que se puede vivir sin cabeza, pero con sangre en las venas.

Ahora bien, es cierto que es más fácil perder sangre que el que se te caiga el hígado o que escupas los pulmones. Debido a ello, la humanidad siempre ha ligado la vida a la sangre al comprobar que un desangrado producía debilidad y muerte. La medicina hipocrática, cinco siglos antes de cristo, ya acometía una compleja teoría humoral sobre la salud y la enfermedad, donde la sangre jugaba un papel fundamental.

Es cierto que hasta apenas el siglo pasado, no se conoció en profundidad el papel fisiológico de la sangre, pero tengamos por seguro que un granjero mesopotámico tenía muy claro que si perdía mucha sangre, la palmaba…

10. Génesis 1:24 La Vida se Clasifica en Especies. Hay barreras genéticas que no permiten a una especie determinada cambiar a otra totalmente distinta. La inmensa variedad de especies conocidas solo producen de acuerdo a su propia especie, a diferencia de lo que supone la teoría evolutiva.

¿Mande loque? ¿La teoría evolutiva dice que un oso hormiguero es un híbrido entre el oso pardo y la hormiga Camponotus? Esto es el colmo de la frikada fundamentalista: un mecanismo como el evolutivo, en el que es de vital importancia el aislamiento reproductivo para poder generar nuevas especies, ahora resulta que afirma que los cangrejos pueden concebir a pachas con los pulpos. Ya les vale.

No hombre no, las barreras genéticas impiden que una especie se cruce con otra, no que una especie evolucione en otra. Son cosas muy diferentes, aunque para entenderlo haya que leer más de un libro…

Génesis 1:24 no habla de especies, concepto que en su época no existía, sino de géneros, en el sentido de «tipo»:  “Y dijo Dios: Produzca la tierra seres vivientes según su género, bestias y reptiles y animales de la tierra según su género. Y fue así”. Menundo mérito, nuestro granjero mesopotámico también tenía muy clarito que sus vacas parían vaquitas; ni gorrioncitos, ni lagartitos, ni cerditos; solo vaquitas. 

squirrel-rhino-16459

 

No hay que ser muy espabilado para saber que hay diversos géneros (tipos) de especies. Por ignorante que fuera el que escribió el Génesis, supongo que sabría distinguir un cocodrilo de una cigueña. Ahora bien, tampoco mucho más, porque los errores zoológicos de la Biblia son garrafales, como los insectos de cuatro patas (que para algunos siguen existiendo hoy día) o un terco reduccionismo de la biodiversidad que les llevó a que todos los millones de especies existentes cupieran en un barquito. Eso, sin contar con que la cosanguinidad es ignorada olímpicamente, desde Adán y Eva hasta las pobres parejas de Noé.

Y ya puestos a entrar en incongruencias, cabe destacar que estos literalistas defienden la imposibilidad de que una especie cambie en otra por barreras genéticas (sic!). Sin embargo, ante la imposibilidad de meter más de dos millones de animales en el Arca de Noé, no dudan en afirmar que solo hizo falta meter unos pocos miles y que a partir de ellas surgieron todas las demas. Para ello se basan en que un lagarto es un lagarto, tenga forma de lagarto ocelado o de iguana. Así que, según ellos, con meter una lagartija y un sapo en el arca, se pudieron formar 13.000 especies diferentes de anfibios y reptiles tras el diluvio. Vamos, todo un dominio de taxonomía y barreras genéticas el de esta gente…

(Continuará…)

creationism-proof2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s